Menú Principal
17 de Septiembre de 2019

Hospital Van Buren y Ministerio Público coordinan acciones para mejorar atención de pacientes víctimas de delitos

La Unidad de Servicio Social del centro asistencial y la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional se reunieron para abordar temáticas relacionadas con la pesquisa de los casos, denuncia oportuna, principios orientadores y medidas de protección, entre otras.

 

Con el fin de optimizar el trabajo conjunto, la Unidad de Servicio Social del HCVB y la Unidad Regional de Atención a Víctimas y testigos (Uravit) de la Fiscalía Regional de Valparaíso sostuvieron una reunión de coordinación en la que intercambiaron visiones para establecer acciones que permitan mejorar la atención de pacientes víctimas de delitos.

La jefa de la Unidad de Servicio Social del HCVB, María Adriana Moya, explicó que “el objetivo de la actividad fue mejorar los niveles de coordinación entre el Hospital Carlos Van Buren y la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional, a propósito de la vinculación permanente que nosotros tenemos con ellos por pacientes que están en situación de vulneración de derechos o son objeto de algún delito y que necesariamente, implica la coordinación con esta entidad para la adopción de medidas de protección”.

La profesional detalló que “desde el hospital, lo más importante es que nosotros podamos pesquisar estos casos que deben ser vistos por Fiscalía, lo que procuramos es la adopción de medidas de protección para dichos pacientes, el Ministerio Público tiene un abanico de alternativas en ese sentido pero lo más importante, es poner a ellos en conocimiento de estas situaciones”.

Junto con lo anterior, la funcionaria destacó que “todos los funcionarios públicos y en especial, quienes nos desempeñamos en el área de la salud del Hospital Carlos Van Buren, tenemos la responsabilidad determinada por ley, si tomamos conocimiento de alguna situación de vulneración de derechos que tenga características de delito, de hacer las denuncias correspondiente, puede ser directamente a Fiscalía o también a través del funcionario de Carabineros de turno que está en la posta todos los días”.

Principios Orientadores

Uno de los puntos clave que abordó la reunión fueron los principios que debe orientar la labor, establecidos en la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes.

Moya señaló que “hay principios orientadores como la no re victimización y confidencialidad, entre otros, que son transversales a otras acciones pero en particular en esta que es tan grave y delicada. Con respecto a las acciones, primero está la pesquisa, luego la denuncia oportuna y entrega de todos los elementos que tengamos para dar cuenta de la ocurrencia de algún delito, haber visto o escuchado alguna situación y también, poder entender la importancia de la no re victimización, es decir, no es necesario que la víctima de delito nos diga con lujo de detalles lo que ocurrió, incluso, es válida solo la sospecha para poner en conocimiento de aquello a la Fiscalía”.

El jefe de la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos (Uravit) de la Fiscalía Regional de Valparaíso, Gonzalo Marks, indicó que “esta actividad se enmarca dentro del trabajo interinstitucional que tenemos que coordinar desde lo jurídico, en nuestro caso, el Ministerio Público, que investiga delitos, con el Hospital Carlos Van Buren, que es el principal centro asistencial de Valparaíso y que atiende a la gran cantidad de imputados y víctimas que requieren atención médica, es súper bueno y útil compartir nuestros datos y conocernos para que la información fluya y de esa manera, ambas instituciones dar una mejor atención”

Por su parte, la asistente social de la Uravit de Valparaíso, Paula Farfán, especificó que “la idea de esta instancia es ver los temas en común que tenemos para fortalecer la atención de las personas que son pacientes para el hospital y son víctimas de algún delito para nosotros, entendiendo que la posibilidad de una atención integral evita la re victimización y fortalece los recursos de cada institución, entonces, la coordinación es fundamental sobre todo entre profesionales del área psicosocial que tenemos las sensibilidades y preocupaciones comunes por las personas que atendemos”.